musicartesanos 
Expresión musical con instrumentos andinos


Nuestra filosofía

Musicartesanos pensamos que el encuentro con el ser interior auténtico, en la expresión musical sincera, genera un estado de equilibrio con la felicidad espontánea y la paz que se puede transmitir a través de representaciones colectivas mas allá de las diferencias culturales, creando relaciones hacia una comunicación global con el lenguaje del corazón.

Debemos conocer lo que somos para saber lo que debemos hacer. Entonces conociendo nuestra naturaleza, no hay error, y la esencia del ser humano, responde a la naturaleza del "ser", en la medida que reconoce su función de "crear". La conciencia de lo creado es lo que proyecta al ser hacia el mundo y este le devuelve la paz y el equilibrio del logro. 
 En tanto el "sentido" se mantiene, el equilibrio se mantiene, el "ser" se encuentra en estabilidad y "sentido" de "felicidad" con razón de "ser".
Esta noción de equilibrio logrado por una conciencia dialéctica que actúa dejando fluír o actuando según es causa o consecuencia en cada momento y en interacción del cosmos con el entorno "Kawsay pacha", que trabaja en la contensión social de sus individuos pero siempre con una proyección universal, dentro de la Naturaleza, es la concepción Amáutica del "Sumaj Kawsay", que se traduce normalmente como "vivir bien", pero que con los significados de Sumaj: bueno, hermoso y Kawsay: entorno, la vida en momento presente. Entonces podemos comprender que el "sentido" más exacto sería "entorno de armonía o ideal". Los sabios andinos han guardado y nos legan este camino cuya identidad continental confluye con las visiones más supremas de los sabios de todas las grandes culturas de la humanidad, "El hombre unificado con el universo", la conciencia del "multiverso", el fluír de la energía de la vida desde el punto del momento presente hacia los dos infinitos, hacia lo pequeño, la célula, las partículas sub-atómicas, etc. y hacia lo extenso, galaxias y más allá, realizando su función de "creador", sabiéndose capáz de plantar sus semillas por el bien de toda la Pachamama. Nuestro pequeño e indispensable papel que cumplir.


 


 



La conciencia, en el sentido riguroso o propio de la palabra, es inseparable de la conciencia del infinito; la conciencia limitada no es ninguna conciencia: la conciencia es esencialmente de un carácter universal e infinito. La conciencia del infinito no es otra cosa que la conciencia de la propia infinitud. En otras palabras, en la conciencia del infinito el hombre consciente tiene por objeto de su conciencia la infinitud de su propia esencia.
-Ludwig Feuerbach





“El hombre debe conocerse hacia fuera y hacia adentro. La célula con la luz y energía solar, recibe el fluido cósmico… de la unión del fluido cósmico y la célula nace el pensamiento. El pensamiento sale de la Tierra y del Cosmos. Si la Tierra es Cosmos, el pensamiento nacido de la Tierra, es Tierra”.  
Mi pensamiento es un hálito del sol. Hálito solar. Su fuerza es visible, tangible. La fuerza física del pensamiento en el mundo de los hombres es todopoderosa… Soy energía hecha vida… SOPLO SOLAR, hecho PENSAMIENTO, RAZON, CONCIENCIA.
Amauta Fausto Reinaga